24 sept. 2009

Ábracadabra

Hace algún tiempo, en una obra de rehabilitación para unas oficinas de cuyo nombre no quiero acordarme, la propiedad pretendía que la llamada fase 6 se llevase a cabo sin interferir en el funcionamiento normal de la empresa. Es decir, que ejecutásemos una obra entera en una planta de un edificio de oficinas de Madrid, sin mover a los trabajadores de sus puestos para no perjudicar el ritmo de trabajo normal de la empresa. 

LOL
Soy el Retículo Endoplasmático Liso de Oz

Otro requisito que pusieron sobre la mesa en aquella reunión fue que no se hiciera ruido mientras se llevaba a cabo la obra ya que los trabajadores allí presentes no podrían concentrarse en sus labores. También alegaban que si eso sucedía, los curritos iban a presentar quejas a la dirección a través del sindicato por los dolores de cabeza y los diversos malestares generales producidos a consecuencia de las vibraciones excesivas de los forjados en horario laboral y de la exposición continua a un grado de decibelios superiores a los que tenían acordados en sus contratos. 

El problema era que había partes de la obra que incluían la demolición y levantamiento de muros (cuyos escombros por supuesto caerían inevitablemente encima de los trabajadores allí presentes), soldaduras, montaje y desmontaje de mamparas, sustitución de placas de falsos techos, sustitución de carpinterías, colocación de logotipos, pintura de paredes y demás historias, con lo que evitar el ruido se convertía en algo complicado de verdad. Ruido y las obras son dos conceptos difícilmente separables. Y además había un handicap añadido por normativa interna de la empresa, y es que no se puede trabajar (ni siquiera unos obreros que no pertenecen a la plantilla) ni noches ni fines de semana, con lo que sólo podían entrar al tajo en horarios de oficina. 

LOL
Soy el Ribosoma Enfermo y Podrido del puto Mago Merlín

Si todo lo anterior os parece poco os diré que además se nos pedía que sustituyésemos la red eléctrica existente (que actualmente funcionaba derivando las tomas eléctricas y las tomas de voz y de datos mediante unas falsas columnas que bajaban el cableado desde el falso techo a cada puesto de trabajo) por una red oculta que acometiese a cada puesto de trabajo a través de un suelo técnico, de manera que esas columnas electrificadas desaparecieran para hacer de la oficina un espacio diáfano. 


Y todo ello, por supuesto, sin interrumpir a los trabajadores de dicha planta y sin moverles de sus puestos ni un solo día. 

LOL y re-LOL
Soy el Sistema Nervioso Simpático de Gandalf el Gris


Por otra parte, y siguiendo las directrices de un departamento de auditores paralelo a los departamentos en los que íbamos a intervenir, al finalizar la obra teníamos que garantizar el cumplimiento del CTE en cuestiones como Seguridad de Incendios. El resto del edificio no cumple ni uno de los requerimientos del DB-SI ya que está construido antes de su entrada en vigor, con lo que cumplir este documento básico a rajatabla (necesario según ellos para garantizar que las auditorías internas de la empresa diesen el visto bueno a la obra) solamente podría lograrse haciendo una obra íntegra de rehabilitación de todo el inmueble. De lo contrario se podían hacer apaños, e incluso justificar dichos apaños, pero en ningún caso el edificio entero cumpliría esta normativa en todos sus puntos. 


LOL again


Soy las Trompas de Falopio Enredadas de Mary Poppins

Y por último, querían que la obra empezase ya. No querían esperar ni podían esperar porque las auditorías internacionales de dicha empresa comenzaban en dos meses y si no tenían solucionado todo lo que exigía el protocolo de los auditores, se arriesgaban a una sanción importante. Así que la obra debía comenzar inmediatamente pero a su vez necesitaban que solicitásemos a la Junta de Distrito las licencias de obras necesarias. En el Ayuntamiento nos dijeron que las licencias tardaban en aprobarlas una media de entre 3 y 4 meses. Un dato añadido que conviene saber es que actualmente esta empresa tan "seria y tan organizada" que no puede seguir viviendo sin su maravilloso Departamento de Calidad, no tiene actualizada ni siquiera la licencia de actividad necesaria para seguir funcionando, con lo que os podeis imaginar el pitote que se montó en el Ayuntamiento ya que no pueden aprobar una licencia de obras para un edificio que ni siquiera cuenta con la licencia de actividad pertinente. Un lío. Eso sí, la obra tenía que empezar como fuera ya mismo, porque si no entrábamos en el problema de las jodidas auditorias de calidad y medioambiente. 


Double LOL
Soy el Clítoris Palpitante de Hermione Granger


En ese momento, en aquella reunión, me quedé callado mirando atentamente a cada uno de los allí presentes y se me ocurrio una sencilla solución para todo este problema. Me eché la mano al bolsillo de la chaqueta y les ofrecí a todos los jefes de cada uno de los departamentos afectados una Pócima Mágica dentro de un frasco humeante y de color verdoso que, siguiendo cuidadosamente las dosis prescritas durante unos 4 meses y administrada vía oral y anal, les aseguraba que una bonita mañana primavera, sin darse ni cuenta, llegasen a su oficina y se la encontrasen rehabilitada y reformada de un día para otro.


Como por arte de magia. Sin interrumpirles en sus trabajos, sin alterar sus placidos días laborables con ruidos, polvos y humos, y cumpliendo todos y cada uno de los requisitos establecidos por el CTE.


Soy el Aparato de Golgi Sangrante de Harry Potter

No hay comentarios :