15 abr. 2011

Orden de Retirada

Tranquilos muchachos. Quedaos quietos allá donde estéis. No os mováis. No respiréis. Ni siquiera parpadeéis. Parad por un instante las movilizaciones que habíais iniciado. Abandonad cualquier grito enfurecido. Cesad vuestras iras. Detened vuestros idealismos y vuestros absurdos inconformismos. Aparcad vuestras críticas y dejad a un lado cualquier voluntad de cambiar aquellas cosas que os parecen mal en el mundo. Apagad las hogueras, salid de las calles y volved tranquilamente a casa como obedientes esclavos del sistema.

No protestéis más. No luchéis más por vuestros derechos. No mováis un dedo.

Ahora hay cosas más importantes de las que preocuparse. Ahora hay motivos para tener esperanza. Ahora vivimos un momento único y todo lo demás no importa.

Olvidaos de vuestras hipotecas, de vuestros trabajos de mierda, de vuestros sueldos tercermundistas y de la absoluta indecencia de la clase política. Olvidaos para siempre de la soga que os han colocado en el cuello... esa que os asfixia día tras día sin llegar a mataros del todo... esa que os anula y os esclaviza... esa que os marca el camino a seguir y que os hace pasar por el aro... esa que os hace acatar nuestras imposiciones como dóciles corderitos...

Olvidadlo todo. Ya nada importa. Vivimos un momento histórico e irrepetible y eso es lo único de lo que tenéis que preocuparos.

En menos de un mes, el Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona se verán las caras en el césped nada más y nada menos que en cuatro ocasiones.

Esclavos, en verdad os digo que desconozco si el pan que os proporcionamos en dosis escrupulósamente calculadas será suficiente para saciar vuestra hambre. Pero joder, por falta de circo no podréis quejaros.

Lo dicho. Dispérsense. Vuelvan a sus casas. Abandonen las barricadas.

El fútbol y el sofá les esperan. La soga sigue en su sitio. Todo continúa en orden y de nuevo reina la felicidad y la calma en el Planeta de los Conformismos.

¿Acaso se puede pedir algo más?

No hay comentarios :