2 jun. 2009

Minifestación o El Pasotismo Ilustrado


Hay cosas en esta vida que sobrepasan la capacidad del raciocinio humano. Ese tipo de cosas que, por mucho que uno se empeñe en buscarles una explicación, no aparece por ningún lado. Da igual la perspectiva desde la que se analicen los hechos, sencillamente tenemos que admitir que está fuera de nuestro alcance.

Y dentro de este rango de cosas está el tema del apoyo que obtuvo la manifestación que se convocó el viernes pasado en Madrid, con el motivo de exigir para los arquitectos un título de 360 créditos con nivel de máster que se equipare con los nuevos títulos de ingenierías superiores que se aprobarán con la entrada en vigor del proceso de Bolonia.

La nota de prensa del COAM tras la minifestación del pasado viernes decía lo siguiente:



Madrid, 29 mayo 2009. Una delegación de decanos de Colegios de Arquitectos de varias comunidades autónomas pidieron sin éxito entrevistarse con el ministro de Educación. Un grupo de 30.000 arquitectos reclamaron al Gobierno en Madrid la consideración del título de Arquitectura como máster. La protesta convocada por el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), a la que se sumaron distintas instituciones de ámbito profesional y universitario de distintos puntos del país, discurrió por el centro de Madrid durante casi tres horas.

Por si se os ha pasado por alto, nos gustaría remarcar (escribiéndolo con palabras) el dato de que la manifestación reunió a treinta mil arquitectos.

Treinta mil

Antes de continuar nos gustaría decir que nosotros estuvimos allí con convicción de causa, formando parte de esa incontrolable marea humana que recorrió triunfante la inmensa distancia que separa la plaza de Cibeles del Ministerio de Educación y Ciencia (es decir, unos 300 metros), entonando el cántico victorioso de 'La arquitectura no se tira a la basura'. Allí estuvimos, junto a muchos compañeros.

Y hemos de decir que allí no había treinta mil personas.

Según GoogleMaps y siendo bastante optimistas hemos calculado que la manifestación se inscribía en un área aproximada de unos 68 metros en la dirección longitudinal de la calle Alcalá, por unos 25 metros en la dirección transversal de dicha calle. Esto nos da una superficie de ocupación estimada de 1.700 m2. Si tenemos en cuenta el dato de asistencia  ofrecido por el COAM y utilizando una sencilla operación matemática, el viernes estuvimos allí casi 18 personas por cada metro cuadrado. Lo que se dice bien apretaditos, vamos.

Siguiendo el juego de números que normalmente se dan en cualquier tipo de manifestación, seguramente según la policía allí hubo congregadas un total de unas 3 personas y uno de ellos era un turista francés que quería sacar una foto al edificio del Ministerio de Educación y Ciencia y se paró allí un momento junto a los otros dos. Para ser rigurosos, nos gustaría decir que quedamos sorprendentemente decepcionados por la escasísima participación de los integrantes de nuestro sector. Desilusionados. Abatidos. Alucinados. Que no dábamos crédito vamos, como los bancos. Si por un casual la policía nacional hubiera tenido que cargar contra los manifestantes (que no fue el caso), algunos de ellos se hubieran tenido que pasar a nuestro bando para igualar un poco las cosas, porque casi había más presencia policial que gente manifestándose.



Exageraciones a parte, ahora vamos a hablar en serio. Sin andar con rodeos: fue patético ver el número de personas que acudieron. Somos conscientes de que hay mucha gente que estuvo allí que quedó muy satisfecha con el apoyo obtenido, pero a nosotros nos parece del todo insuficiente que se juntasen unas 3.000 personas (esto es un cálculo a ojo) para exigir algo tan simple como tener la misma categoría profesional que la que tendrán los ingenieros.



No lo entendemos. No nos cabe en la cabeza que hubiera tan poco apoyo. Sí. Era una mala fecha para celebrarla ya que en la escuela estaban con exámenes parciales. Sí. Hubo mucha gente que a esas horas están/estamos trabajando y nuestros jefes por regla general no tienen muy asumido que sus trabajadores tengan el derecho a manifestación. Sí. Hacía demasiado calor. Sí. Era un día laborable y lectivo. Sí. Júpiter y Venus no estaban alineados y las fuerzas cósmicas no estaban en su mejor día. Sí. Todo eso influye para que fuera menos gente... pero no es excusa para que la participación fuera tan ridículamente escasa, en comparación con el volumen de nuestro colectivo en Madrid.



Entendemos que el tema de los exámenes, al menos, pueda influir para que la manifestación tuviera menos apoyo del esperado. Pero teniendo en cuenta que en la ETSAM hay unos 5.000 alumnos, no nos cuadra que todos ellos tuvieran examen ese mismo día. Lo que pasó el viernes es una falta de interés absoluto unida a una descoordinación entre los organismos profesional y docente. ¿Acaso no podrían haberse puesto de acuerdo la ETSAM y el COAM para llevar a cabo una acción conjunta independientemente de quien figurase como organismo convocante? Y no sólo, como hemos dicho antes, supone una falta de interés, sino también una falta de respeto ante la gente que vino desde lejos (que fueron casi la mayoría) a manifestarse.

No es cuestión de que haya gente que no pudiese ir... lo cual es totalmente comprensible, e incluso pasa en las manifestaciones que reúnen a un millón de personas.... no es ese el problema....

Nos hacemos unas preguntas muy sencillas:



¿Dónde estaba el star system? ¿Dónde estaban los profesores de la escuela? ¿Y los alumnos que no tenían examen ese día? ¿Dónde estaban los jefes de los grandes estudios de arquitectura, tanto los jóvenes como los menos jóvenes? ¿Y dónde estaban sus colaboradores? ¿Dónde estaba toda nuestra promoción en bloque? ¿Dónde estaba todo el mundo que está actualmente en el paro? ¿Dónde estaban todos aquellos que están siempre en primera linea cuando se trata de presentarse a concursos masivamente sin cobrar, por supuesto, nada? ¿Dónde estaban los artistas y dónde estaban los técnicos? ¿Dónde estaban los nombres importantes del panorama mediático-arquitectónico? ¿Dónde estaban los que ejercen su profesión día a día en sus propios estudios o trabajando para otros? ¿Dónde estaban todos esos colectivos que siempre están ahí cuando se trata de dar apretones de manos, lamer culos a diestro y siniestro y poner sus nombres bien grandes con luces de neón (perdón, ahora con leds)? ¿Dónde estaba toda la representación de ese "pasotismo ilustrado" que últimamente lo contamina todo? ¿Dónde estaban todos los devoradores compulsivos de canapés? ¿Dónde estaban "los de siempre"... los que nunca fallan?



¿Dónde estaban? A mi, no me salen los cálculos.



Algunos estarían, y no les vimos. No lo dudo. Tampoco pretendemos señalar con el dedo a nadie. Pero repetimos... no nos salen las cuentas. Si contamos con que vinieron grupos de arquitectos y estudiantes desde Palma de Mallorca, Granada y Sevilla... ¿qué representación hubo por parte del colectivo de Madrid? Pues, lamentablemente y muy a nuestro pesar, una "representación muy poco representativa".



Es triste ver que no nos ponemos de acuerdo ni para luchar contra un sistema que ya está bastante podrido y desestructurado de por sí.



Quizá si se hubiese organizado una fiesta o una exposición (con el consiguiente flyer de diseño) habría tenido mayor poder de convocatoria. Porque a estos actos, las estrellas, y sus inseparables lametraseros, no fallan. Ni aunque para ese día esté prevista la colisión de un asteroide con el planeta tierra.



Una verdadera pena.


Aún así, para que conste, queremos dejar constancia de nuestro agradecimiento, tanto a la gente que SÍ estuvo el viernes en la manifestación, como a todos aquellos que NO pudieron acudir por una causa real (que los hubo y muchos) o a los que NO acudieron por convicción propia. A los que NO acudieron por simple pasotismo no les agradecemos nada, porque su actitud no tiene justificación. 

Queremos también manifestar nuestra más sincera admiración por los grupos de arquitectos que vinieron desde otras partes del país para luchar por sus derechos. Y por último nos gustaría expresar también que, a pesar de nuestra decepción, estamos muy contentos de haber acudido, y creemos que pese a todo, se deberían seguir organizando actos de este tipo. Eso sí, más coordinados (entre organismos representantes de profesionales y docentes) y mejor estructurados. Y si es posible, y no es mucho pedir, con un mayor apoyo.

8 comentarios :

cómo crear historias dijo...

¡Ay! que razón tenéis.

Por un lado se echó de menos a mucha gente de Madrid y por otro nos alegró ver a compañeros que se habían desplazado desde diferentes partes de España sólo para asistir a la manifestación. Curiosamente éstos, eran los más numerosos.

Miguel dijo...

También estuve allí, y creo que si hubierais estado en la primera como yo, el número de participantes os hubiera abrumado.

¡Tratemos de mandar un mensaje positivo! Es cierto que faltaban muchos, pero si creemos en nuestra reivindicación y los convencemos para la próxima serán 3000 los que se queden en sus casa ¡y el resto estaremos todos!

Floren dijo...

Tienes toda la razón de este mundo. Yo soy de Madrid, estuve allí, y me avergüenzo de la poca participación que hubo de gente de aquí. Es triste pero hay mucha gente que no fue por puro pasotismo, gente que se beneficia de la lucha de otros. Por otro lado, agradecer la asistencia de toda la gente de fuera, gente comprometida de verdad. Al final se conseguirán los objetivos y se hará justicia!!

cómo crear historias dijo...

Ya Miguel, pero nosotros somos de Madrid y sentimos que os fallamos, porque había pocos de aquí, con lo fácil que lo tenían... Precisamente la asistencia de compañeros que vinieron de lejos tiene que animar a los que no asistieron para la próxima. Es una llamada de atención.

Alvaro dijo...

Lamentablemente no he podido asistir por desconocimiento de la convocatoria

En descarga de los estudiantes que no asistieron decir que es mala época para estas cosas
pero el resto de agentes arquitectonicos debieramos haber estado presentes

Quizá en otoño mejor

Alvaro dijo...

no pude asistir asistir por desconocimiento de la convocatoria

En descarga de los estudiantes que no asistieron decir que es mala época para estas cosas
pero el resto de agentes arquitectonicos debieramos haber estado presentes

Quizá en otoño mejor

Alvaro dijo...

no pude asistir por desconocimiento de la convocatoria

En descarga de los estudiantes que no asistieron decir que es mala época para estas cosas
pero el resto de agentes arquitectonicos debieramos haber estado presentes

Quizá en otoño mejor

isa dijo...

estaban con los mismos que en las dichosas cenitas de arquitectos cunado alguien pregunta en alto, ¿que tal va la crisis?, responden: bueno........ vamos tirando..... parece que aguantamos.....
¡aguantan porque ya se forraron en su día gracias a los esclavos! otros aguantan porque son ricos de familia y su papa les mantiene el estudio... (cuando estaba en Madrid, veía variedad, pareo desde que me he trasladado a provincias en busca de un empleo mejor... sólo veo niños pijos mantenidos QUE NO PASAN HAMBRE aunque no curren.)