17 abr. 2008

Platillos Volantes

Una extraña señora deambulaba por la feria armada con unas bolsas de considerable tamaño llenas de kilos y kilos de folletos. A la mínima ocasión, entablaba conversaciones conflictivas con cualquiera que se le cruzara por delante. De pronto, se subió encima de un enorme mapa de la provincia de Madrid que hacía las veces de pavimento del stand. En él se señalaban las próximas promociones de vivienda pública protegida en la comunidad como si se tratase de una inmensa maqueta publicitaria. 

Nosotros estábamos subidos también sobre el pavimento-mapa y la extraña mujer se colocó a nuestro lado.

Comenzó a mirarlo y a mirarnos.

 Hay demasiadas casas. Demasiadas casas. No habría que construir más casas.

LOL. En la Feria Internacional del Negocio Inmobiliario, una señora decía que no había que construir más casas. Toda una outsider, sí señor.  

— Pero señora, hay que construir más casas para que la gente pueda vivir, que las que hay están muy caras.

 No, no, no y no. No hay que construir más casas. ¡Ya hay muchas casas!


Algunos estarán bastante de acuerdo con esta mujer y otros no tanto. Pero la verdad es que uno de los arquitectos allí presentes, que al fin y al cabo vivimos de lo que vivimos, no pudo evitar decir en voz alta, aunque ya a cierta distancia:

— Pues si la señora quiere que no se construyan más casas, a partir de ahora nos dedicaremos a construir platillos volantes.


Este post es una continuación de 'No todos somos Bergman'

No hay comentarios :